Extraterrestres, ¿quienes son?

¿Somos, los seres humanos, los únicos habitantes sobre el planeta Tierra? Cabe la posibilidad de que existan otros seres, similares a nosotros, viviendo en el fondo del mar o tal vez en el interior del Planeta? ¿Podrían convivir otras especies de seres procedentes de otros mundos o de otras galaxias?

Hay un sin número de preguntas que podríamos cuestionar sobre la vida extraterrestre, pero ¿qué es un extraterrestre? Es un ser que habita y procede de fuera de la Tierra, ese sería el concepto básico, por lo que seres provenientes de otros planetas lo serian, tales como, los microorganismos llegados en los meteoritos y reportados por la NASA, como es el caso de los encontrados en la Antártida.

Los ángeles conocidos y aceptados por las grandes religiones, ¿qué son? Son seres celestiales, están en el cielo, por lo que también los catalogamos como extraterrestre, fuera de la Tierra, además que están ubicados en otras dimensiones, por encima de la quinta dimensión para ser más precisos y sin entrar en detalles.

Cabe pensar que así como hay microorganismos en la Antártida también puede haber seres multicelulares procedentes del cielo, espacio, otros planetas u otras dimensiones.

Seguiremos con este controversial tema….

Silvia Ciangherotti

Vaimanika Shastra

Martha Rosenthal Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Los diversos libros sagrados que conocemos relatan la historia de la humanidad de diversas maneras si bien tienen una que otra semejanza.

Hay una realidad y es que por diversas razones entre políticas y económicas, sociológicas y desde luego religiosas se ha mantenido oculto un fascinante escenario. De conocerse, como ocurrirá más temprano que tarde, ella podría hacer resbalar esos aspectos tal y cómo hoy se manejan.

¿En que nos apoyamos hoy en día? En la ciencia, que siendo maravilloso baluarte del conocimiento, por cierto tantas veces se ha equivocado, cosa no solo usual sino normal entre humanos, para después corregir… no siempre.